Compartir

El presidente ruso, Vladimir Putin, y el estadounidense, George Bush, coincidieron hoy en que "la Guerra Fría ha terminado" durante el Consejo OTAN-Rusia, que se ha desarrollado con un tono "dialogante y amistoso", explicó el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos.

Según ha asegurado el ministro en rueda de prensa, el presidente ruso y el estadounidense, que en los próximos meses concluyen su mandato, incluso "se han echado flores mutuamente" durante sus discursos.

No todo han sido flores 

No obstante, Putin ha recordado sus "divergencias" en cuanto al Tratado Europeo de Armas Convencionales (CFE) y la ampliación de la OTAN hacia los territorios ex-comunistas, "y sobre todo los tiempos", matizó Moratinos.

Pero al mismo tiempo "ha tendido la mano para resolver de manera dialogante y constructiva" estos asuntos.

También ha utilizado este tono positivo, según Moratinos, cuando ha expresado su oposición a la declaración de independencia de Kosovo por sus consecuencias geopolíticas, pero a la vez ha reconocido que el proceso está siendo una prueba de "moderación y contención".

Sin mención al escudo antimisiles 

El líder ruso no ha mencionado en su intervención inicial otra de sus mayores preocupaciones, el escudo antimisiles estadounidense que se va a colocar en suelo europeo, y al que la OTAN brindó ayer su apoyo.

Putin ha dicho ante los veintiséis representantes de los países aliados que se va del cargo (que traspasará a Dimitry Medvedev en mayo) con el sentimiento de que "la presencia exterior de Rusia se ha consolidado" y de que el país que encontró en 2000 no es el que deja "ni para los ciudadanos rusos ni para la estabilidad internacional", siempre según Moratinos.

Asimismo, el presidente Putin ha considerado que el Consejo OTAN-Rusia "es un instrumento válido para construir una nueva arquitectura de seguridad europea".
También Bush se ha mostrado "muy positivo y amistoso" y ha subrayado que la reunión que ambos van a mantener próximamente en el balneario ruso de Sochi "es una buena ocasión para dos que acaban su mandato".