Compartir

El rotativo neoyorquino, que confirmó la detención de su enviado a la capital de Zimbabue, informó que otros cinco extranjeros fueron detenidos, entre ellos Dileepanun Sivapathasundaram, activista del National Democratic Institute de Estados Unidos cuando se dirigía al aeropuerto.

La ofensiva se dirige contra la prensa y la oposición 
Según la versión del rotativo, la Policía de Zimbabue, no sólo entró habitación por habitación en el hotel donde se alojan los periodistas extranjeros, sino que registró también ayer el hotel Miekles donde tiene su operativo electoral la oposición.

El Comité para la Protección de los Periodistas expresó en un comunicado su preocupación por los impedimentos del Gobierno de Robert Mugabe a la labor de la prensa y pidió que suspenda de inmediato la intimidación a los periodistas.

Sin material para trabajar 

Según el diario neoyorquino, policías antidisturbios bajo la supervisión de altos mandos policiales montaron un despliegue en torno al hotel York Lodges, base de muchos de los periodistas que se han desplazado al país para cubrir las elecciones, y confiscaron ordenadores, teléfonos y otros útiles de los profesionales.

El portavoz de la Policía de Harare, Wayne Bvudzijena, confirmó la detención de dos periodistas, a los que acusó de trabajar sin visados.