Compartir

Los tres candidatos que se presentan a las
elecciones del 1 de mayo a la alcaldía de Londres no se andan con
tapujos al hablar de su vida sexual.

Así, el actual alcalde, el laborista Ken Livingstone, de 62 años,
que espera revalidar su cargo, ha admitido que tiene tres hijos
fuera del matrimonio
, fruto de su relación con dos compañeras
sentimentales, además de los dos que tiene de su actual pareja.

"No creo que nadie en esta ciudad vaya a asustarse por lo que
hagan unos adultos con pleno consentimiento. Mientras no se trate de
niños, animales o vegetales, (los londinenses) viven a su manera y
no se meten con nadie", afirma el alcalde, conocido en el pasado
como "Ken el Rojo" por su izquierdismo de entonces.

Cocaína y cannabis

Su principal rival, el conservador Boris Johnson, periodista y
ex director del conocido semanario "The Spectator", tiene cuatro
hijos de su segunda esposa
y se le conocen "affaires"
extraconyugales con dos periodistas.

Johnson, un personaje pintoresco que aborrece casi todo lo que
viene de Bruselas y es en cambio un admirador del imperio romano, ha
confesado además haber tomado cocaína y cannabis en su época de
estudiante en Oxford.

El tercero en disputa, el liberal demócrata Brian Paddick, estuvo
casado cinco años antes de revelar su homosexualidad
. A diferencia
de los otros dos contrincantes, no tiene hijos.