Compartir

En una rueda de prensa, Bermejo ha calificado de "simulacro" y de
"enorme fraude" el referéndum
que se celebró ayer en el que los
funcionarios de la Administración de Justicia no transferida
acordaron por una gran mayoría rechazar la oferta de incremento
salarial hecha por el Ministerio y mantener la huelga indefinida.

Para el titular de Justicia, la consulta "fue un enorme fraude no
digno de un sistema democrático", ya que sólo se permitió votar a
los huelguistas, "y no a todos, sólo a los 'pata negra', que son los
que seguían en huelga en los últimos días.

"Se pretendía el no y lo ha habido", ha manifestado Bermejo, que
ha acusado a los sindicatos de incumplir lo pactado en la madrugada
del pasado martes
, al pedir el no en el referéndum cuando el
compromiso era someter la propuesta "para su aprobación".

Los sindicatos solicitan un mediador 

 Por su parte, los sindicatos CCOO, CSI-CSIF y STAJ han pedido el
establecimiento de la figura de un mediador para encontrar una
solución al conflicto y han exigido al Ministerio de Justicia que
negocie de forma "inmediata" y de forma consensuada.

Sobre la figura del mediador, Javier Hernández, de CCOO, Juan
Antonio Martín, de CSI-CSIF y Alberto García, de STAJ, han indicado
que deber ser una persona consensuada por las partes para llegar a
un acuerdo "negociado y no impuesto", además de imparcial.

Para estos sindicatos, si no hay un cambio en la actitud de la
Administración en esta negociación, debe modificarse el equipo
ministerial o establecer el mediador.


UGT,
en cambio, se ha desvinculado del resto de sindicatos y se
ha mostrado dispuesto a desconvocar la huelga
si el Gobierno se
compromete a abrir una negociación seria, al tiempo que ha resaltado
la preocupación por "los daños irreparables que puede producir la
actual situación".

Zapatero no habla del "caos histórico" de la Justicia

Sobre este asunto, el presidente del Gobierno, José Luis
Rodríguez Zapatero, que se encuentra en la cumbre de la OTAN en
Bucarest, ha confiado en que la protesta se solucione a través del
diálogo
y ha dicho que es el ministro de Justicia el encargado de
llevarlo a cabo.

El jefe del Ejecutivo ha lamentado que los funcionarios no
validaran el acuerdo que se había alcanzado con los representantes
sindicales porque "no es un buen precedente".

Zapatero no ha querido hablar de "caos histórico" en la Justicia
española y ha manifestado que, si bien se trata de un conflicto en
un servicio público importante, no es algo excepcional
en un país
que disfruta del derecho a la huelga.

En este sentido, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz
de Santamaría, ha pedido al Gobierno que se implique en la "búsqueda
de una solución inmediata" de la huelga, que en su opinión, "ha
provocado un gran retraso judicial" que "será difícil de
recuperar".