Compartir

Grandes, pequeñas, medianas… las hay de todos los tamaños y camufladas de mil maneras. Los delincuentes las fabrican en función de los productos que quieren robar, desde teléfonos móviles hasta DVD.

El mecanismo es sencillo, los delincuentes entran en las tiendas con bolsas preparadas previamente para este fin, las llenan de electrodomésticos y salen por la puerta sin levantar sospechas. La Policía ha llegado a detectar carritos de bebé forrados con este material. Manuel Sánchez de la Asociación de Comerciantes de electrodomésticos (Acem) asegura que este sistema está causando estragos en el sector.

De los camiones a las tiendas

La instalación de GPS en los camiones que distribuyen la mercancía ha permitido reducir los robos de electrodomésticos en este lugar, sin embargo, los delincuentes se ceban ahora con las tiendas y comercios.

Comprobamos en una tienda que las 'bolsas fantasma' funcionan
 
Pérdidas de más de medio millón de euros

La mayoría de los delitos que se producen en estos establecimientos son hurtos y están provocando pérdidas de medio millón de euros anuales. en el sector.“Los alunizajes son más llamativos pero lo que está provocando estragos en el sector es este tipo de robos” explica Sánchez. 

No obstante, desde Acema aseguran que el número de robos en el sector se incrementará en los próximos meses ya que prevén una recesión económica, lo que influirá en el mercado laboral provocando un incremento del desempleo. 

Salen por la puerta de emergencia

Muchos de los delincuentes saben que las puertas de emergencia de los comercios están abiertas, por que deben cumplir la normativa de antincendios, por ello no tienen inconveniente en utilizarlas como vía de escape. También saben que los vigilantes carecen de armas.

Buscan objetos pequeños y caros

Los ladrones no hacen ascos a nada, arrasan con todo lo que encuentran siempre que tenga un tamaño que quepa en las ‘bolsas fantasmas’. Lo único que desechan son lavadoras o lavaplatos. El microondas, si es pequeño, también sirve