Compartir

Un total de 126.293 mujeres denunciaron a sus parejas o ex parejas por malos tratos a lo largo del año pasado, lo que supone un incremento del 52,6 por ciento con respecto a 2005, cuando se registraron 82.750 denuncias, según los datos del Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial.

El consejo no dispone de las denuncias registradas en 2006 porque, "por error", no las solicitó a los juzgados correspondientes, según informaron a Europa Press fuentes de este organismo. Además, hay que tener en cuenta que los Juzgados de Violencia de Género comenzaron a funcionar en España en junio de 2005.

Aumentan las  denuncias 

De este modo, el observatorio destaca la paulatina tendencia al alza de las denuncias presentadas el año pasado: 29.277 en el primer trimestre, 31.789 en el segundo, 32.372 en el tercero, y 32.855 en el cuarto. "Estos resultados evidencian una creciente confianza de las víctimas en la Administración de Justicia", sentencia el observatorio en un comunicado.

Como es habitual, la mayor parte de las denuncias presentadas durante este año fueron generadas mediante atestado policial (77,3%), seguidas de las interpuestas directamente por mujeres ante la Justicia (11,2%), por la administración sanitaria (10,5%), y por las presentadas por familiares de las víctimas (1,1%).

Disminuyen las que continúan el proceso judicial 

En cuanto a los delitos instruidos, los más frecuentes fueron: lesiones (70%), los delitos contra la libertad (10%), contra la integridad moral (6%), los delitos contra los derechos y los deberes familiares (2%), además de los 137 casos de delitos de homicidio, ya sean consumados o intentados.

Además, los datos también muestran un ligero descenso del número de mujeres que renuncian a continuar con el proceso judicial, al pasar del 10,25 por ciento en 2005 al 10,06 por ciento en 2007. Las cifras reflejan, asimismo, que en el 64 por ciento de los casos, la relación afectiva se mantenía, mientras que en el 36 por ciento se había extinguido.

Finalmente, de todas las ordenes de protección solicitadas, un 35 por ciento fueron pedidas por extranjeras y un 65 por ciento por españolas.