Compartir

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció hoy que Rusia apoyará en adelante no sólo con palabras, sino también con hechos, a las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.

"No nos son indiferentes los anhelos y problemas de la población de las dos repúblicas, donde residen ciudadanos rusos, por lo que el apoyo a Abjasia y Osetia del Sur se plasmará en adelante no sólo en palabras, sino en hechos", señaló Putin en una misiva dirigida a los líderes abjaso, Serguéi Bagapsh, y suroseta, Eduard Kokoiti.

Subrayó que Rusia está "dispuesta a ampliar y profundizar en el futuro la cooperación pragmática y multilateral con ambas regiones en beneficio de sus pueblos y de la paz, seguridad y estabilidad en la región".

Al respecto, Putin recordó la decisión tomada el mes pasado por el Kremlin de reanudar las relaciones estatales económicas, comerciales y de transporte con Abjasia, suspendidas desde 1996.

Advertencias 

Además, advirtió de que "cualquier intento de ejercer presión política y económica, cuanto más, militar, sobre Abjasia y Osetia del Sur será contraproducente".
"En Rusia no podemos ignorar el rumbo de desestabilización de la situación adoptado por Tiflis, lo que incluye el uso de las amenazas y la fuerza y las apelaciones activas a los países y organizaciones que no pertenecen a la región", señaló.

Oposición al ingreso de Georgia a la OTAN 

Por otra parte, aludió a las "consecuencias extraordinariamente negativas" que tendría el ingreso de Georgia en la OTAN.
El Kremlin difundió el mensaje de Putin pocas horas después de que la OTAN, en su cumbre de Bucarest, decidiera no conceder por ahora a Georgia y Ucrania el acceso al Plan de Acción para la Adhesión, considerado la antesala del ingreso, tal y como exigía Rusia.