Compartir

El departamento de Agricultura, Alimentación y Acción Social (DAR) de la Generalitat ha sacrificado un ternero de una explotación de Barcelona procedente de Cantabria que había dado positivo en los controles de vigilancia y prevención realizados para detectar la enfermedad de la lengua azul.

Según ha informado hoy el DAR, se trata de un ternero al que se le ha detectado el antigen viral y que forma parte de una partida de bovinos procedente de Cantabria.

Plan de alerta

El DAR ha subrayado que "no se puede hablar de un foco porque, a fecha de hoy, no se ha detectado la circulación del virus en Cataluña".
Tras el sacrificio inmediato del animal, se ha realizado un control a los cien terneros de la explotación, así como la desinsectación de las instalaciones y la colocación de trampas para la captura de posibles mosquitos transmisores de la lengua azul.

El Plan de Alerta de la lengua azul está activado en Cataluña desde hace más de un año, cuando se detectaron los focos de esta enfermedad en el sur de España, y hace un seguimiento de los animales procedentes de las zonas afectadas por la enfermedad, especialmente el ganado destinado a la reproducción.