Compartir

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ratificó hoy su compromiso con la estabilidad y la seguridad en Afganistán, pero dijo que la presencia militar española en el país es "suficiente", y apostó por vincular la OTAN a la ONU ante los nuevos desafíos mundiales.

Zapatero ofreció una rueda de prensa en la capital de Rumanía para hacer balance de la cumbre de la Alianza Atlántica, que abandonará hoy, con un día de antelación, para poder asistir mañana en Madrid a la audiencia con el Rey de cara a su próxima investidura como jefe del Ejecutivo.

Respecto a uno de los ejes de la cumbre de Bucarest, Afganistán, Zapatero valoró la aprobación del plan estratégico político-militar y reseñó el aumento de tropas anunciado por varios países, entre ellos Francia.
España, no obstante, mantiene el principio de que su presencia (unos 780 efectivos) es "suficiente", por lo que "así seguirá", puntualizó el jefe del Ejecutivo.

Luces y sombras 

Al analizar la situación en el país, reconoció que la seguridad presenta "luces y sombras", ya que hay zonas donde se ha avanzado en el proceso de asunción de responsabilidades por parte del Gobierno afgano y zonas que requieren el compromiso "permanente" de la comunidad internacional.

Zapatero intervino ante el Consejo de la OTAN tras el presidente estadounidense, George W.Bush, con quien ayer se cruzó un saludo y con quien todavía puede verse a lo largo de la jornada de hoy porque "queda bastante cumbre por delante", según explicó en la rueda de prensa.