Compartir

"Creo que el debate de investidura puede dar, no digo sorpresas,
pero sí matices
para que al menos nuestra posición sea no contra la
investidura, sino de abstención como mínimo", argumentó el portavoz de CiU, Antoni Duran i Lleida, en
declaraciones a Tele 5 recogidas por Europa Press.

Entre otros elementos, el secretario general de CiU explicó que
preguntará a Zapatero por su intención sobre la publicación de las
balanzas fiscales
y también sobre el trasvase del Ródano.

"Difícil" apoyo a Zapatero 

Duran explicó que tendrá mañana la primera
reunión sobre investidura con el nuevo portavoz del PSOE en el
Congreso
, José Antonio Alonso, así como con el secretario de
Organización, José Blanco, y con el secretario general del Grupo
Parlamentario socialista en el Congreso, Ramón Jáuregui.

En base a estas negociaciones y a lo que el presidente en
funciones explique en el debate de investidura, CiU fijará la posición
definitiva, aunque admitió que será "difícil" que la federación pueda
apoyar a Zapatero de entrada.

Escogido en segunda vuelta 

Duran, que consideró que lo más probable es que Zapatero sea
escogido en segunda vuelta
, subrayó que el Gobierno en funciones
entiende "perfectamente" que CiU mantiene una "posición lógica" a este
respecto.

Respecto a los recientes nombramientos en el  PP, Duran respetó
los procesos internos de los partidos, aunque opinó que el presidente
popular, Mariano Rajoy "hace bien en designar a su propio equipo".

   "Todos acusábamos a Rajoy de que tenía una dependencia respecto
al pasado, y estos cambios significan al menos la voluntad política
inicial de romper esa dependencia", interpretó.