Compartir

En una rueda de prensa para valorar los resultados del referéndum celebrado ayer en las siete comunidades Autónomas que no tienen competencias en Justicia y en los órganos centrales de Madrid, en el que se decidió continuar la huelga indefinida, los tres sindicatos han exigido al Ministerio que negocie de forma "inmediata" una solución consensuada.

Además han expresado su desacuerdo con la intención de UGT de desconvocar la huelga en el caso de que el Gobierno les convoque a una reunión en 48 horas y se comprometa a abrir una negociación seria.

Sobre la figura del mediador, Javier Hernández, de CCOO, Juan Antonio Martín, de CSI-CSIF y Alberto García, de STAJ, han indicado que debe ser una persona consensuada por las partes para llegar a un acuerdo "negociado y no impuesto", además de imparcial.

Para los sindicatos, si no hay un cambio en la actitud de la Administración en esta negociación, debe modificarse el equipo ministerial o establecer el mediador.

Los tres representantes sindicales han destacado también el éxito que, en su opinión, ha tenido el referéndum que ayer celebraron los funcionarios y han reiterado su disposición "inequívoca" de negociar "al máximo y en el menor tiempo posible".

El representante de CSI-CSIF, Juan Antonio Martín, ha asegurado que el aumento salarial ofrecido por el Ministerio "son 60 euros" en 2008 y ha reiterado que no tienen ningún problema en que los días de huelga sean descontados en las nóminas de los trabajadores.

Según este portavoz sindical, que ha pedido la dimisión del ministro, Fernández Bermejo "intoxica" a la opinión pública.
Además han insistido en su voluntad de "paliar de inmediato" los atrasos en los Juzgados causados por el paro.
Así, ha indicado el portavoz de CCOO, para los sindicatos son tan importantes sus reivindicaciones como resolver estos atrasos.