Compartir

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy que el trasvase del río Segre para abastecer Barcelona no es la alternativa ni la solución adecuada para resolver la situación de "gravísima sequía" que afecta a España.

Zapatero respondió así durante la rueda de prensa ofrecida en la cumbre de la OTAN en Bucarest, al ser preguntado por los problemas de agua en Cataluña y las discrepancias surgidas entre algunas comunidades autónomas sobre el trasvase del Segre.

Gravísima sequía 

El jefe del Gobierno negó que haya una "guerra del agua" y afirmó que lo que hay es "una situación de sequía gravísima".

Tras considerar que es "lógico" que haya propuestas para dar respuesta a la necesidad de garantizar agua para Barcelona, Zapatero subrayó que su Gobierno y el de la Generalitat trabajan "codo con codo" para encontrar las mejores soluciones.

Se mostró "absolutamente convencido" de que llegará la solución necesaria para garantizar el suministro a Barcelona.
En este contexto, afirmó que hay otras alternativas al trasvase del Segre "más útiles y modernas, que son las que se pondrán en marcha".

Traer agua en tren

El conseller de Medio Ambiente de Cataluña, Francesc Baltasar, dijo ayer en el Parlamento que se está estudiando traer agua a Barcelona en tren. "Todo vale en la lucha contra la sequía", añadió.