Compartir

Los líderes de la OTAN decidieron hoy en Bucarest reforzar la cooperación con Ucrania y Georgia, aunque retrasaron la concesión del llamado Plan de Acción para la Adhesión (MAP) como pedían esas dos ex repúblicas soviéticas.

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, aseguró hoy tras la reunión del Consejo Atlántico que los líderes aliados reunidos reconocen el derecho de ambos países a convertirse en miembros de la OTAN.

"Hemos acordado hoy que estos países van a convertirse en miembros de la OTAN", manifestó el responsable de la Alianza al citar el comunicado final del Consejo.
"El MAP es el próximo paso en su camino directo hacia la adhesión", agregó.

"Vamos a iniciar un compromiso intensivo al máximo nivel. Hemos pedido a los ministros de Exteriores (de la Alianza) una primera evaluación en su reunión de diciembre próximo", dijo Scheffer en una rueda de prensa.

Estrechar lazos 

Esta fórmula parece constituir un compromiso para poder mantener estrechos lazos con Ucrania y Georgia, cuyos gobiernos deseaban iniciar hoy un paso más hacia la adhesión final en la Alianza Atlántica, apoyados por Estados Unidos.

Sin embargo, las amenazas de consecuencias negativas de parte de Rusia, pero también las reservas expresadas por algunos importantes aliados como Alemania y Francia, han echado por tierra la aspiraciones más inmediatas de Kiev y Tiflis.  

Próxima cumbre

La OTAN celebrará su cumbre de 2009, en
la que conmemorará el 60 aniversario del Tratado de Washington,
simultáneamente en dos ciudades europeas, la francesa Estrasburgo y
la alemana Kehl, según ha anunciado a los medios el secretario
general de la Alianza, Jaap de Hoop Scheffer.