Compartir

Un juzgado de Málaga investiga el caso. Al parecer, la víctima no se recuperó como debía de la intervención quirúrgica y empezó a sufrir complicaciones que le obligaron a permanecer en el hospital y a ser operada en dos ocasiones más, según informaron en su edición de hoy 'Sur' y 'La Opinión de Málaga'.

Al agravarse su estado, en Semana Santa fue trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Carlos Haya de Málaga, aunque su cuadro clínico era casi irreversible.

Los resultados de la autopsia al cadáver, que fue practicada ayer, determinarán la causa exacta de la muerte.

La familia ha presentado una denuncia en un juzgado por una supuesta mala praxis médica durante la intervención quirúrgica a la que se sometió para la extracción de grasa.