Compartir

La confianza de los consumidores españoles
descendió 3,7 puntos en marzo respecto al mes anterior. La causa de este descenso estriba en el
empeoramiento de la percepción sobre las expectativas futuras de la
economía española para los próximos meses.

El Indicador de Confianza del
Consumidor (ICC-ICO) se queda en 73,1 puntos, cuando en marzo de 2007 era de 89,5.

El Instituto de Crédito Oficial (ICO), que publica este dato, destaca que tras la corrección al alza que registró el ICC
en febrero , después de nueve meses de caídas consecutivas, en marzo volvió
a descender.

No obstante, el ICO augura que el hecho de que en el indicador de
marzo sea superior al de enero "puede anticipar" que la prevista
moderación del consumo de los hogares tenga un carácter gradual y
sea compatible con el mantenimiento de la tasa de crecimiento de la
demanda interna que respalde el avance del PIB en 2008.