Compartir

La Fiscalía y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han detectado en los últimos meses que algunos delincuentes utilizan una sustancia narcotizante con sus víctimas, sobre todo en casos de violaciones y robos 'silenciosos'.

La alarma creada ha hecho que altos mandos policiales y judiciales hayan advertido de la posible presencia de este elemento, llamado tolueno, en algunos escenarios y en el cuerpo de las víctimas, según confirmaron diversas fuentes policiales.

Desde 2005 y hasta el momento se ha detectado su presencia en seis agresiones sexuales y tres robos. Una de las agresiones fue la que alertó a los agentes, al encontrarse tolueno en el cuerpo de una niña suiza de cinco años desaparecida en julio y hallada muerta en septiembre, según adelantó hoy 'El Mundo'.

Provoca naúseas, sueño y pérdida de memoria 

Esta sustancia, derivada del benceno y que se puede obtener de pinturas, lacas o gomas, afecta al sistema nervioso, provocando somnolencia, náuseas, pérdida de memoria, de vista o de audición.
Tras detectar el producto en el cuerpo de la niña, se repasaron gran cantidad de análisis químicos de casos desde 2005.

En total, se encontraron nueve casos, ocho en el sur de España y uno en las Islas Canarias.
Fuentes de la Policía catalana explicaron a Europa Press que en Cataluña no se ha detectado ningún caso similar, ni anterior ni posterior al de la niña suiza, aunque se han repasado expedientes antiguos para verificar si existía la presencia de tolueno.