Compartir

La comisión de estudio creada por la
Fiscalía a raíz del caso de la niña Mari Luz Cortés intentará en los póximos tres meses la
unificación de los sistemas telemáticos usados por los Juzgados, la
Fiscalía y las Fuerzas de Seguridad para que exista una comunicación
fluida sobre la situación de los condenados por delitos sexuales.

Para ello, la comisión solicitará informes a todas las Fiscalías
del territorio nacional para conocer los diferentes sistemas
informáticos
que funcionan actualmente y poder realizar un estudio
comparativo sobre los niveles de eficacia de cada aplicación
informática.

La primera labor que acometerá la comisión será la de recabar
información sobre la situación actual de la ejecución de sentencias
en España,
con el fin de elaborar un diagnóstico fiable a partir del
que elaborar propuestas con el fin de mejorar el seguimiento de las
condenas penales.

Pedirá informes a  Francia e Italia

Además, la presidenta de la comisión solicitará oficialmente en
los próximos días a los magistrados de enlace de Italia y Francia
que le informen acerca de los sistemas vigentes en ambos países

sobre seguimiento y control de delincuentes sexuales.

La comisión también ha solicitado a la Generalitat de Cataluña el
informe elaborado recientemente por los expertos de su Comisión de
Estudio para la prevención de la reincidencia en delitos graves.

En ese informe se propone, por ejemplo, que se aplique la
libertad vigilada y un tratamiento hormonal consentido para reducir
el deseo sexual en los casos graves de violadores
que hayan cumplido
la totalidad de su condena y que al quedar libres presenten un alto
riesgo de reincidencia.

Plazo máximo de tres meses 

El plazo máximo de trabajo previsto de los fiscales componentes de
esta Comisión, que volverá a reunirse el próximo 21 de abril,  es de
tres meses, de forma que en este espacio de tiempo se deberán haber
elaborado las propuestas legislativas o las reformas en la gestión
procesal que se considere oportuno realizar.

La comisión de estudio que la Fiscalía General de Estado ha
decido crear para garantizar el seguimiento penal de los delincuentes
sexuales se reunió hoy por primera vez para decidir las primeras
medidas a tomar después de que se conociera la existencia de
irregularidades en el que cumplimiento de una condena impuesta al
presunto asesino de la niña Mari Luz Cortés.

 La comisión está presidida por la fiscal de Sala para la
protección de Víctimas de Delitos
, Pilar Fernández Valcárce, y la
integran además la fiscal contra la Violencia sobre la Mujer, Soledad
Cazorla, la fiscal de Menores, Consuelo Madrigal, el fiscal del
Tribunal Supremo, Fernando Prieto y el teniente fiscal de la Secretaría
Técnica, Pedro Crespo.