Compartir

Es siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 pero ahora ha decidido dejar aparcado su Ferrari para desplazarse en taxi… por lo menos cada vez que decida beber. Michael Schumacher protagoniza el spot publicitario de Bacardi en el que aconseja no conducir ningún tipo de vehículo si se ha bebido alcohol.

Embajador del 'taxi'

Del spot, que se emitirá simultáneamente en las televisiones de unos 40 países dentro de dos o tres meses, el piloto asegura que está "ansioso por difundir el mensaje  de que beber y conducir no van de la mano. Es un tema que me parece muy importante y se basa en mi trabajo en el área de seguridad vial".

En el spot Schumacher aconseja que si sales, cojas un taxi antes de arriesgarte a tener cualquier accidente por culpa del alcohol. Otra de las frases que 'sentencia' el piloto, además de la del taxi, es "Cuando salgo a tomar algo, mi coche se queda en casa".

Este deportista es ya conocido como promotor de muchas iniciativas solidarias. Apoya activamente a la Unesco y ya ha donado 38 millones de euros a proyectos sociales globales. Un dato más: fue el benefactor privado que más dinero aportó (7,5 millones de euros aproximadamente) para ayudar a las víctimas del tsunami que asoló Asia en 2004.