Compartir

La Junta de Jueces de instrucción, de lo penal y de vigilancia penitenciaria ha aprobado por unanimidad un comunicado en el que afirma que, mientras persistan las actuales carencias, "el margen de error seguirá estando por encima de lo tolerable para la sociedad a la que servimos".

El comunicado ha sido leído por el juez decano de Sevilla, Federico Jiménez Ballester, quien ha declarado que el objeto de la reunión no era apoyar o no al juez de lo penal 1, Rafael Tirado, ya que el Poder Judicial tiene abierta contra él una investigación por la libertad del presunto asesino de Mari Luz Cortés, pese a tener una condena de dos años y 9 meses por abusar de su hija.

No obstante, Jiménez Ballester ha asegurado que con el reparto de funciones en un juzgado "no se puede hacer al juez completo responsable de lo que ocurre", ya que es "humana y físicamente imposible que una sola persona controle los miles de asuntos que de él dependen".

Critican la falta de juzgados y de personal 

Según el comunicado, si la Junta de Andalucía y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) no atienden las "seculares peticiones" de aumento de juzgados y plantillas, "estarán asumiendo el riesgo cierto de que se produzcan errores en la tramitación de los procedimientos".

Los jueces criticaron además a los responsables políticos por "criminalizar a otros sin asumir las propias responsabilidades, en precipitados ejercicios de autoexculpación", actitud que "no contribuye a construir la Administración de Justicia moderna, ágil y eficaz que todos deseamos".

A la reunión no ha asistido el juez Tirado Márquez, pero la rueda de prensa ha sido ofrecida, para "escenificar la unión" del colectivo, por el juez de instrucción Carlos Lledó, la juez de vigilancia penitenciaria Carmen Ruiz Mesa y el juez de lo penal Francisco Guerrero, candidato a juez decano en las elecciones del 18 de abril.

El comunicado asegura que los juzgados penales adolecen de "sobrecarga de asuntos y falta de personal cualificado y de herramientas modernas y eficaces", situación "que no es nueva y ha sido puesta de manifiesto en numerosas ocasiones por estas Juntas de Jueces".

La cobertura de vacantes por parte de la Consejería de Justicia de la Junta es "irregular, tardía y por personal no cualificado, circunstancia que incrementa notablemente el riesgo" de errores.

Piden medidas para que el problema no vaya a más 

Los jueces exigen emprender reformas legales, estructurales e inversiones, pues "todo lo que no sea esto supone aceptar que los retrasos, errores y disfunciones crecerán exponencialmente, con lo que ello supone de falta de respecto a la ciudadanía".

Por su parte, los secretarios judiciales de lo penal de Sevilla han celebrado otra reunión para denunciar su "volumen de trabajo por encima de lo controlable" y el problema que sufren de "plantillas escasas, que todos los poderes públicos conocen", según ha dicho a Efe un portavoz de los reunidos