Compartir

Baltasar ha explicado, en declaraciones a Catalunya Ràdio enviadas a Efe, que fue el pasado 14 de marzo, durante los funerales del ex abad del monasterio de Montserrat Cassià Maria Just, cuando se dirigió a La Moreneta, patrona de Cataluña, y le dijo: "Sabes que soy agnóstico, pero si puedes hacer alguna cosa, hazla".

La gravedad de la situación ha llevado al conseller a no descartar emprender ninguna medida ni acción, incluidas las plegarias, pese a no tratarse de un hombre de fe, para garantizar que Cataluña pase el año sin las temidas restricciones que, si no llueve, podrían producirse el próximo otoño en el área metropolitana de Barcelona.

Confía en el sí al trasvase del Segre 

Francesc Baltasar ha afirmado, por otro lado, que esperará la autorización del Gobierno central para iniciar las obras del trasvase temporal del río Segre al Llobregat, con el que la Generalitat quiere garantizar el suministro de agua potable en el área metropolitana de Barcelona.

El conseller ha señalado que no se puede imaginar una negativa del Ejecutivo a las obras, pese a que el actual Gobierno en funciones ya ha manifestado públicamente su rechazo al proyecto.

"No empezaremos las obras sin tener clara la posición del Gobierno español", ha afirmado Baltasar, que ha explicado que, pese a que la Generalitat desearía iniciar los trabajos a mediados de este mes de abril, dado que la duración prevista de las obras es de cinco meses y se quiere que entre en funcionamiento en septiembre, "no se llegará tarde".

"Si es necesario trabajaremos en tres turnos", ha subrayado el conseller, a quien le "gustaría" que la obra estuviera lista a mediados de octubre. "Pero si en vez del 15 fuera el 30 no pasaría nada", ha precisado.