Compartir

El secretario general del grupo socialista,
Ramón Jáuregui, y el secretario de Organización del PSOE, José Blanco,
se han reunido hoy en el Congreso con representantes de los partidos
minoritarios (BNG, CC, ERC, IU, ICV, NB y UPyD) para tratar de
recabar su respaldo ante el debate
de investidura de la semana
próxima; después ha comparecido en rueda de prensa.

Pese a reconocer que los socialistas barajan varias
posibilidades, a falta de hablar el viernes próximo con PNV, CiU y
el PP, ha afirmado que ahora "hay condiciones para que se produzca
la investidura", si bien "no sabemos cómo ni cuándo".

También ha explicado que, al margen de la sesión de investidura,
las seis entrevistas de hoy han servido para dar los primeros pasos
y preparar un "cuadro de relaciones"
y de "entendimiento" con los
partidos de cara a la legislatura, que el PSOE afronta con una
filosofía muy distinta de la anterior.

De esta manera, Jáuregui ha afirmado que el PSOE "no ha planteado
una línea de acuerdo preferente" con ningún grupo. "No buscamos específicamente el apoyo de ningún grupo entendiendo
que puede haber acuerdos preferentes o excluyentes", ha apuntado.
"Se darán las condiciones" para la investiduraEn cuanto a la elección de Zapatero, se ha mostrado convencido de
que durante el debate "podremos tener condiciones que aseguren la
investidura"
y de que de una forma u otra "se darán las condiciones"
que permitan su designación como presidente del Gobierno.

En caso de que por falta de apoyos suficientes el candidato
socialista tenga que ser investido en una segunda votación, ya por
mayoría simple, ha puntualizado que también es "democrático" que el
jefe del Ejecutivo sea investido en segunda vuelta.

Ramón Jáuregui ha insistido en que todos los grupos han podido
comprobar que el PSOE apuesta por una legislatura con "diálogo,
acuerdos variados y entendimiento donde sea posible"
y ha negado que
se pueda atribuir a este partido obstáculo alguno para este diálogo.

Los contactos proseguirán el viernes, ya con la presencia del
portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, que hoy no ha
podido acudir a la primera ronda de conversaciones porque asiste a
la cumbre de la OTAN en Bucarest como ministro de Defensa.