Compartir

Asistir a un funeral deja de ser una situación traumática, violenta o comprometida a partir de hoy. La compañía británica Wesley Music comercializa desde hoy funerales de pago para ser visionados por Internet.

Esta empresa pretende ofrecer el servicio a las funerarias de todo el país, con un pago único de 75 libras (unos 94 euros) por acceder a un funeral 'on-line'. La ceremonia es captada por una pequeña cámara en el templo y esa señal se difunde por la Red. 

"Las familias están dispersas por todo el
mundo en estos días y algunas veces ocurre que alguien no puede llegar
a casa a tiempo para el entierro", argumenta el director de Wesley Music,
Alan Jeffrey para promocionar el servicio. "En lugar de quedar excluido, pueden al menos presenciarlo
y ser una parte de la ceremonia mientras ésta tiene lugar. En un
momento de estrés, es algo que puede aliviar el dolor". 

El gerente de una funeraria ha manifestado
que ya había probado el servicio durante tres entierros y ha insistido en
que seguían siendo actos íntimos y privados pese a ser retransmitidos
en Internet.

"Existe una contraseña para que la familia
envíe a las personas que quieren seguirlo online. Las familias que lo han probado han quedado
absolutamente encantadas de poder compartir estos actos cuando no les
era posible venir y asistir".