Compartir

La reacción surcoreana se produjo un día después de que el régimen comunista de Corea del Norte llamase "traidor" y "adulador de EEUU" al presidente surcoreano en respuesta al endurecimiento de su política hacia Pyongyang.

En su primera reacción, el Ministerio de Defensa de Corea del Sur envió un mensaje por radio al representante norcoreano en las negociaciones militares, el general Kim Yong-chol, en el que señala que Corea del Norte malinterpreta los mensajes oficiales surcoreanos.

"Nosotros mantenemos nuestro pacto de no agresión entre el Sur y el Norte y esta posición no va a variar en el futuro", indicó el representante surcoreano en las negociaciones militares, el general Kwon Oh-sung.

Recientemente Corea del Norte amenazó con paralizar el diálogo intercoreano a causa de un comentario del nuevo jefe del Estado Mayor Conjunto surcoreano, Kim Tae-young.

Kim había dicho que estaría dispuesto a atacar las instalaciones nucleares norcoreanas si el régimen comunista demuestra su intención de agredir al Sur con sus armas nucleares.