Compartir

La Audiencia de Valladolid ha dictado auto de firmeza de la sentencia que condenó a Eugenio R.R., de 55 años, a quince años de cárcel, tras el veredicto del jurado popular que le consideró culpable de homicidio, por matar, descuartizar y arrojar al río Pisuerga a su ex mujer, Benita del Valle, de 49 años.

La resolución judicial es ya firme después de que no recurrieran la sentencia ni el fiscal, ni la abogacía del Estado, ni las acusaciones particulares, ni la defensa, según han informado hoy fuentes del caso.

El suceso por el que fue condenado Eugenio R.R. ocurrió la noche del 1 de marzo de 2006 en la vivienda que compartían acusado y víctima en la calle Mirlo de Valladolid.

Agravantes 

La sentencia consideró como agravantes abuso de superioridad, abuso de confianza y parentesco, y estableció una indemnización de 40.000 euros para cada uno de los cuatro hijos del acusado y de la víctima.

Además la resolución judicial impuso al acusado la prohibición de residir y acudir al municipio de Valladolid, durante un periodo de diez años, a partir de la fecha de cumplimiento de los quince años de prisión.