Compartir

Los de Cataluña son además, junto con los embalses del Segura y los de las cuencas atlántica y mediterránea de Andalucía, los únicos que han registrado descensos durante la última semana, según los últimos datos que ha hecho públicos hoy el Ministerio de Medio Ambiente.

La reserva total de agua embalsada ha subido más de un punto, hasta situarse en el 46,6% de su capacidad, quince puntos menos que la cantidad acumulada en los primeros días de abril del pasado año.

Las cuencas que presentan la situación más precaria son la del Segura, cuyos embalses están al 17,8%, una situación casi idéntica a la del pasado año, y los de las cuencas internas de Cataluña, que están al 19,6%.

Durante la última semana los embalses han recuperado 631 hectómetros cúbicos, que fijan la reserva en 25.315, y las principales variaciones se han producido en la cuenca del Ebro, cuyos embalses han sumado 428 hectómetros cúbicos.

Los embalses de uso hidroeléctrico acumulan más agua (el 57,8%) que los de uso consuntivo (que están al 41,4%), aunque en los dos casos están muy por debajo de los niveles del año pasado (60,4) y de la media de los últimos diez años (del 62%).

Por debajo del 50% de su capacidad están, además de las cuencas mediterránea y atlántica andaluza y la del Segura, los embalses del Tajo (47%), los del Guadalquivir (36,1) y los del Júcar (23,1).