Compartir

El BDE prevé que la economía española crezca un 2,4% en
2008, siete décimas menos que en su previsión inicial, y un 2,1% en
2009. Estas previsiones contrastan con las del Gobierno, que son del 3,1% en 2008 y el 3%, aunque con "claros riesgos a la baja", según ha asegurado hoy el ministro de Economía en funciones, Pedro Solbes. 

El organismo emisor considera se producirá una desaceleración de la actividad "más pronunciada" en los próximos trimestres, de lo que Banco de España y Gobierno esperaba. 

En su informe de proyecciones incluido en el último Boletín
Económico, publicado hoy, el BDE achaca esta reducción a un menor empuje de la
demanda nacional, especialmente de la inversión, que se desacelerará
casi un punto en 2008, hasta un 2,3%, y que empezará a recuperarse a lo
largo de 2009, pese a que crecerá un 1,9%.

Además, el Banco apunta a un entorno internacional
menos favorable, con un menor incremento de los mercados de exportación
y mayores precios de las materias primas.

Estas predicciones, según el organismo, están condicionadas por la
"incertidumbre" que rodea a la coyuntura económica internacional y que,
en primer término, prevén una panorama de desaceleración mundial.

Bajada del Euribor en 2009 

Las proyecciones hablan de una "sustancial" revalorización del euro del 8% en 2008. Además, prevén que el euríbor se sitúe en el
promedio del 4,3% en 2008 para reducirse al 3,7% en 2009.

Petróleo por debajo de 100 dólares

El BDE espera que el precio del petróleo se sitúe en 96 dólares en
el conjunto de 2008 y 2009.

Inflación a la baja

El Banco cree que la tasa de inflación
media disminuirá a lo largo de 2008, hasta el 3,6%, y se situará por
debajo del 3% en el cuarto trimestre del año. Además, espera una "disminución significativa" del IPC hasta el 2,3% en
2009.

Dos años de bajada de la vivienda 

El Banco de España considera que la reducción de inversión en la construcción presionarán a la baja los precios de los inmuebles,
que experimentarán caídas en términos reales en los próximos dos años.

Más paro 

El organismo prevé "menor
dinamismo" en la creación de empleo, una desaceleración de la renta
bruta disponible de las familias y una recuperación de su tasa de
ahorro a partir de 2008. Por lo pronto, el Banco de España prevé que la
tasa de paro repuntará desde el actual 8,6% hasta el 9% en 2008 y del
9,8% en 2009.