Compartir

El juzgado de instrucción número 16 de Barcelona ha abierto diligencias por el fallecimiento de un bebé de 4 meses en una ludoteca de Barcelona, al parecer por muerte súbita, tras lo que fue detenida la propietaria del centro por presuntas irregularidades en la contratación de las cuidadoras.

Un portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha informado a Efe de que el titular de este juzgado se encuentra a la espera de recibir el resultado de la autopsia del cadáver del bebé, que murió ayer, y de los atestados policiales para tomar cualquier decisión.

La policía autonómica ha confirmado hoy que el fallecimiento del bebé se produjo ayer y que las primeras valoraciones médicas apuntan a que podría deberse a una muerte súbita.

Tras el trágico suceso, los Mossos detuvieron ayer mismo a R.A., la propietaria y directora de la ludoteca, situada en el paseo Maragall, en principio no por la muerte en sí del bebé, sino acusada de un delito contra los derechos de los trabajadores, ya que dos de las cuidadoras, ambas extranjeras, no tenían sus documentos en regla.

El local donde falleció el menor había abierto hace unos dos meses en el barrio de Horta-Guinardó de Barcelona con el nombre de Winnie The Pooh y al parecer cuando se produjo el suceso tenía más niños de los que permitía su capacidad.