Compartir

El Ayuntamiento de Marbella ha recurrido la fianza de un millón de euros impuesta a Juan Antonio Roca, para "defender los intereses del municipio y garantizar la ejecución del juicio", según ha declarado la alcadesa del municipio, Ángeles Muñoz.

La edil, ha apuntado que "hay argumentos de peso que el juez instructor debería tener en cuenta, sobre todo cuando el propio auto judicial recoge que el riesgo de fuga es, sin duda, elevado". Según ha apuntado Muñoz, en caso de salir de España, Juan Antonio Roca no tendría ningún problema para rehacer su vida, ya que posee "muchísimas cuentas abiertas" en el extranjero.

Desde el ayuntamiento, se teme que con la salida de la cárcel del ex asesor de urbanismo pase lo mismo que con otras "fugas muy notables, como las de Carlos Fernández y Juan
Antonio Yagüe", que llevan en destino desconocido desde que se destapó el escándalo 'Malaya'.

Paraísos fiscales 

Por su parte, el fiscal anticorrupción de Málaga, Juan Carlos López Caballero, también ha recurrido el auto de libertad en el que se fija la fianza de Roca alegando también riesgo de fuga, ya que para el fiscal, las "ramificaciones" en el extranjero de su estructura societaria se encuentran entre otras zonas en Suiza, Andorra y las Islas Vírgenes británicas.

López Caballero solicitó en la vista celebrada hace un mes ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, que Roca cumpliera el plazo máximo de cuatro años de prisión preventiva permitido.

Pese a todo, el instructor del caso, reconoce que "es razonable pensar que dispone de fondos en territorios considerados como paraísos fiscales, sin que tal vez nunca pueda llegar a conocerse con exactitud su alcance al ser territorios que dificultan la cooperación (como la isla de Man)".
Pero considera que, sin embargo, Roca, "posee en España una muy elevada fortuna, a través de diversas sociedades que en la actualidad están siendo controladas judicialmente", está casado y tiene dos hijos y siempre ha residido en España.