Compartir

En una entrevista en la Cadena Ser, Fernández Bermejo recordó, no obstante, que la competencia para el control disciplinario de los jueces la tiene el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Preguntado sobre si este tipo de errores son frecuentes, el ministro en funciones dijo que si fuera así "no habría nadie en prisión", y hay, señaló, "más de 60.000 personas".

"Estamos ante una verdadera anomalía, que afortunadamente es infrecuente", recalcó y lamentó que el "gran drama" de este caso es que "no podemos arreglar lo irremediable", en referencia a la muerte de la pequeña Mari Luz.

Sobre la cadena perpetua y la creación de un registro de pederastas, afirmó que estos debates se han abierto como "cortinas de humo" para desviar la atención del asunto fundamental, que es, a su juicio, que el sistema "no ha funcionado".

"Las penas no se han cumplido", recordó y explicó que no se trata de crear nuevos mecanismos, sino que los que hay se apliquen adecuadamente. Se ha preguntado, por ejemplo, de qué sirve la cadena perpetua o crear un registro si no se ordena su ejecución, en el primer caso, o no se apuntan los nombres de los pederastas, en el segundo.

Seguirá, si Zapatero quiere

Preguntado sobre si le gustaría seguir al frente del Departamento de Justicia la próxima legislatura, Fernández Bermejo dijo que si el presidente "me da su confianza, estaré encantado de seguir".

Y sobre la nueva portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que tiene por delante la labor de conciliar y mostrar un nuevo talante del PP que ataje la crispación.