Compartir

Fuentes de la Audiencia Nacional explicaron que el objetivo de la visita de Chentouf a Madrid es recabar pruebas para la causa que instruye en Marruecos contra Abdelilah Hriz, detenido a petición de las autoridades españolas por su supuesta implicación en los atentados de Atocha.

Hriz fue detenido en 2005 en Siria, país al que huyó desde España, y entregado a las autoridades marroquíes. Está acusado de participar en los atentados contra los trenes en Madrid después de que su perfil genético apareciera en el piso de Leganés donde se suicidó parte de la célula y en la casa de Morata de Tajuña donde se prepararon las bombas.

Como la ley marroquí impide que Hriz sea extraditado a España, ha sido la justicia del país magrebí la encargada de de instruir la causa contra él y será allí donde se celebrará el juicio.

El juez marroquí, además de interrogar como testigo a Larbi Ben Sellam, tratará de concretar las pruebas que en España existen contra el imputado, como son los perfiles de ADN encontrados en Leganés y en Morata de Tajuña.

Colaboración bilateral 

El magistrado marroquí será recibido y atendido por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, quien actuará en sustitución del instructor del 11-M, Juan del Olmo, quien se encuentra en París en comisión rogatoria.

Fuentes de la Audiencia Nacional destacaron el clima de colaboración que existe en la actualidad entre la justicia española y la marroquí, y que se hace patente con la visita de Chentouf a España.

Hriz está acusado en Marruecos de los delitos de constitución de banda criminal para cometer un acto terrorista y de complicidad en la destrucción de medios de transporte y vías públicas con la ayuda de explosivos.