Compartir

El personal de seguridad del hotel Baltimore Marriott Inner Harbor encontró los cuerpos de los menores en una habitación del décimo piso después de que el presunto autor, Mark Castillo, llamara a la recepción para avisar de que los había matado.

Castillo, de 41 años, presentaba algunos cortes aparentemente auto infligidos y fue llevado al Centro Médico de la Universidad de Maryland.

Un portavoz policial dijo que los detectives de homicidio investigan la posibilidad de que los niños hayan sido ahogados, sofocados o estrangulados. Añadió, además,  que no sufrieron heridas de bala ni de armas de filo.

Mark y su esposa, Amy Castillo, estaban separados y los registros de tribunales muestran que mantenían una prolongada disputa por la custodia de los menores en el Condado.

La policía ha informado de que Mark Castillo tenía antecedentes por violencia doméstica que datan de diciembre de 2006.