Compartir

María Teresa S.B., la madre del niño de diez años que fue violado por compañeros del CEIP 'Nueva Andalucía' de Adra (Almería), amplió hoy la denuncia interpuesta contra los presuntos autores ante el Equipo de la Mujer y del Menor (Emune) de la Guardia Civil para intentar que la Fiscalía de Menores reabra la causa que, en principio, sólo imputó a único agresor de 13 años y, por tanto, sin responsabilidad penal.

Señalan a cuatro menores como autores de los hechos 

Fuentes de la Comandancia en Almería confirmaron que ambos, madre y víctima, se personaron en el cuartel de Adra para facilitar más detalles de los hechos y acusar a otros tres compañeros –dos de 13 años y uno de 15 años– que, según el relato del chico, le sujetaron, grabaron con el móvil y miraron mientras que el cuarto le penetraba analmente y, después de haberle obligado a practicarles sendas felaciones.

Las diligencias serán remitidas ahora a la Fiscalía de Menores junto al informe del equipo del Centro de Salud Mental de El Ejido (Almería) que atiende a la víctima, a la que se le ha recomendado el cambio de colegio y de lugar de residencia.

 Los terapeutas corroboran que el niño sufrió penetración anal y que fue forzado a hacer tres felaciones por parte de cuatro alumnos del mismo centro, si bien la Guardia Civil sólo instruyó diligencias por abuso sexual, amenazas, coacciones y lesiones contra uno, de 13 años, aunque la Fiscalía de Menores archivó el caso al no contar con la edad mínima para la imputación de los delitos.