Compartir

Esposado y con un chaleco antibalas, el ex marino fue conducido en medio de estrictas medidas de seguridad desde el aeropuerto de Ezeiza, a las afueras de la capital argentina, hasta el despacho del juez federal Sergio Torres, informaron fuentes judiciales.

El magistrado tiene previsto interrogar a Cavallo por los crímenes cometidos en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), donde funcionó la mayor cárcel clandestina montada por el régimen militar que gobernó Argentina de 1976 a 1983.

Acompañado por agentes de Interpol, el ex militar llegó esta mañana al aeropuerto de Ezeiza en un vuelo de la compañía Air Europa procedente de Madrid tras abandonar este domingo la prisión de Alcalá-Meco, en la que estaba recluido.

Cavallo se encontraba encarcelado en España desde que el 29 de junio de 2003 fuera extraditado por México, donde fue detenido en agosto de 2000 tras ser reconocido por varios supervivientes de centros de detención en Argentina durante el régimen militar.

La Audiencia Nacional española autorizó hace dos semanas la extradición a Argentina del ex marino, además de acordar el archivo y el sobreseimiento de la causa que se seguía en España contra Cavallo por genocidio, terrorismo y torturas durante la dictadura.

Fuentes del juzgado a cargo de Torres, que había solicitado a España la extradición de Cavallo en 2006, dijeron que el magistrado sólo indagará hoy al imputado por la apropiación de bienes de detenidos ilegalmente en la ESMA.
Después de que la Justicia española indique los cargos por los que el ex militar argentino es investigado en ese país, Torres le interrogará por el resto de las acusaciones que pesan en su contra en Argentina para evitar el "doble juzgamiento", explicaron.

Una vez que concluya la audiencia, el ex marino será trasladado a su lugar de detención, la cárcel de Marcos Paz, situada en esa localidad de la periferia de Buenos Aires.