Compartir

Uno de los motivos para la inadmisión ha sido el hecho de que el magistrado es "uno de los azotes de la banda terrorista ETA", según se desprende del auto hecho público hoy.

De hecho, la magistrada instructora del incidente de recusación de la causa sobre Askatasuna, Carmen-Paloma González Pastor, indica expresamente en su auto que la imposición a la asociación de una fianza de 4.000 euros en las causa no puede "servir de excusa" para solicitar apartar al juez.

"Lo que se pone en definitiva en tela de juicio es dudar de la imparcialidad del instructor que, curiosamente. ha sido uno de los azotes de la banda terrorista ETA".

Además de esta recusación la Sala ha rechazado hoy mismo la presentada en la causa 35/02 que investiga la financiación de Batasuna a través de las herriko tabernas.

Tercera recusación rechazada 

La tercera recusación presentada contra Garzón, en este caso para apartarle de la causa conocida como 'caso del chivatazo', fue rechazada el pasado 29 de febrero por la magistrada Manuela Fernández Prado.

La AVT alegó como causas de las tres recusaciones "la violación del derecho a un juez imparcial y a un proceso con todas las garantías", al tiempo que le acusó además de mantener "una enemistad manifiesta con el letrado de la AVT", Juan Carlos Rodríguez-Segura.

Asimismo, la asociación le acusaba de haber mantenido complicidad con el Gobierno en lo referente la negociación con ETA y el juez hizo especial hincapié en dar respuesta a este argumento en su auto en el que considera estas apreciaciones "carentes de la más mínima base".