Compartir

Un ladrón pasó inadvertido al salir de un acuario en Noruega con un cocodrilo durante el fin de semana, y ahora se arriesga a perder un dedo o dos, dijo hoy el director del acuario.
"Creo que quien sea que hizo esto sabía lo que estaba haciendo", declaró el director del acuario de Bergen, Kees Oscar Ekeli, sugiriendo que el joven cocodrilo fue sacado en una mochila durante las horas más ajetreadas del sábado.

Una mordedura muy sólida 

El reptil, de nombre 'Taggen', es un caimán de 70 centímetros de largo, también conocido como caimán enano de Schneider (Paleosuchus Trigonatus).
Taggen come "una buena mezcla de pescado y carne" y puede crecer hasta los 2,5 metros.
"Tiene una mordedura sólida. Considerando que no es más grande de lo que es, podrías perder algunos dedos, pero no órganos vitales", dijo Ekeli.

Se encuentra normalmente en hábitats mucho más templados de Sudamérica, y es una de las especies de cocodrilos más pequeñas del mundo.
Ekeli teme que el reptil de cuatro años tenga pocas posibilidades de sobrevivir fuera del acuario, y dijo que probablemente muera de estrés.
Se informó del robo inmediatamente a la policía.
"Hemos ofrecido una recompensa de 25.000 coronas noruegas (algo más de 3.000 euros) a cualquiera que pueda darnos una pista que lleve a encontrar al cocodrilo", informó Ekeli.