Compartir

La demanda ha sido presentado por el fiscal jefe del Tribunal de Apelaciones contra el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP). En ella se pide además la inhabilitación por cinco años de 71 responsables de la formación, incluidos el presidente de Turquía, Abbulá Gul, y el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan.  

El AKP, que obtuvo el 47% de los votos en las elecciones del pasado año, ha rechazado los cargos y ha asegurado que no tiene intención de islamizar el país.

Además, el partido ha descalificado la acción de la Fiscalía por considerar que tiene motivos políticos. Esta demanda ha dividido a los turcos, ha afectado a los mercados financieros y ha sido criticada por la Unión Europea, a la que Turquía desea adherirse, según Reuters.