Compartir

"Esta es la impresión que tenemos", ha dicho el secretario de Estado de Justicia en funciones, quien ha aconsejado antes de abrir un debate sobre la oportunidad de poner en marcha nuevas medidas en relación con los pederastas, averiguar primero "qué es lo que ha funcionado mal" en el caso del acusado de la muerte de la niña de cinco años.

Según Julio Pérez, una vez determinadas las responsabilidades, el Gobierno verá "cuáles son las medidas legislativas y organizativas que hay que adoptar".

"El control debe ser extremadamente cuidadoso, pero no pensar al calor de la indignación, no es prudente anunciar o descartar medidas organizativas o legislativas concretas que pueden parecer en el momento muy adecuadas, pero luego se descubren inadecuadas o inútiles", ha añadido el responsable de Justicia.

En este sentido ha insistido en que "pensar ahora en incrementos generalizados de las penas y en medidas de control permanentes de grupos de personas y hacerlo todavía con el recuerdo de la niña y la vista de sus padres consternados es una improvisación que no debemos hacer".