Compartir

Éste conforma el último paso de la carrera por liberalizar el país bajo el nuevo presidente Raúl Castro, quien ha eliminado las medidas que prohibían a los cubanos comprar ordenadores, reproductores de DVD y teléfonos móviles.

"Ninguno podrá permanecer en los hoteles hasta medianoche si no tienen dinero para pagar una habitación", dijo el portero del hotel Chateau Miramar en el oeste de la Havana.

Empleados de varios hoteles españoles, como Sol Melia, confirmaron esta medida. Los cubanos también podrán alquilar coches y disponer de otras facilidades que antes sólo podían disfrutar los extranjeros.

Los cubanos llevaban desde 1990 luchando por eliminar la medida que prohibía a los cubanos permanecer en los hoteles es una lucha que los cuabanos.