Compartir

El Gobierno saudí ha decidido permitir a las mujeres cualificadas trabajar en los tribunales de este país, aunque no como juezas, sino para recibir y ayudar a las que acudan a las cortes por cualquier razón, dijo el ministro de Justicia, Abdula Al-Asheij.

El objetivo de la decisión es garantizar la aplicación de forma estricta de las normas de separación entre sexos, aplicadas en el conservador reino wahabí, según informa hoy el diario 'Al Arab News' en su página web.

Los llamados "centros de recepción para mujeres en los tribunales serán establecidos próximamente y ofrecerán ayuda legal a las féminas (..) hemos creado un mecanismo en el que las mujeres pueden presentar sus quejas a los jueces sin tener ningún trato con los hombres", dijo el ministro, según Al Arab News.

Ayudar, sin administrar la ley 

Explicó que las mujeres graduadas en derecho "podrán ser aceptadas por el Ministerio de Justicia para trabajar como expertos jurídicos con los jueces especialistas en la 'Sharia' (Ley Islámica)".

La declaración de Al-Sheij coincide con una noticia que publica hoy el diario saudí Al Hayat, según la cual el Ministerio de Justicia estudia permitir a las mujeres trabajar como abogadas.

Varias organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos critican el sistema judicial saudí y las restricciones impuestas sobre las mujeres en este reino, uno de los pocos países árabes que no permiten a las mujeres ser juezas.