Compartir

Los cinco ocupantes del avión privado que se estrelló hoy en una zona residencial de Farnborough, en el condado de Kent (sureste de Inglaterra), resultaron muertos en el accidente, según confirmó el Servicio de Bomberos de Londres.

El aparato -con dos pilotos y tres pasajeros a bordo- cayó sobre el garaje de una propiedad en la calle Broadwater Gardens, en Farnborough, próxima al aeropuerto local de Biggin Hill, de donde había despegado pocos minutos antes, según los medios británicos.

El citado servicio precisó que no hay supervivientes del avión, pero aclaró que tampoco ha habido heridos entre los residentes de Broadwater Gardens.

Había solicitado aterrizaje de emergencia 

No obstante, la Policía informó de que dos personas en estado de conmoción fueron atendidas en el hospital Princess Royal University de Farnborough, cerca al lugar donde se produjo el accidente.
El aparato, al parecer un Cessna Citations de dos motores, quedó envuelto en llamas y el garaje destruido.
De acuerdo con la cadena británica, el aparato se habría estrellado tras solicitar un aterrizaje de emergencia.

Varias ambulancias y ocho vehículos de bomberos acudieron al lugar del siniestro, mientras que las autoridades han dispuesto la apertura de una investigación.
Según testigos, el avión se estrelló contra el garaje de una casa poco después de las 14.30 GMT, pero el impacto causó el incendio del inmueble, que quedó prácticamente destruido, así como otro edificio vecino, cuyos dueños, al parecer, están de vacaciones en Portugal.

Un piloto oyó la petición de ayuda

Un piloto que volaba en otro aparato poco antes del incidente de hoy declaró a la BBC que pudo escuchar por radio la petición de ayuda y el permiso para aterrizar del comandante del avión siniestrado.
El avión acababa de despegar del citado aeropuerto y viajaba a Francia cuando el piloto informó a la torre de control que tenía problemas con los motores y que en él viajaban cinco personas, añadió el testigo, que se identificó sólo como John.

Los vecinos de Farnborough se han quejado hoy en declaraciones a los medios británicos de la gran actividad que tiene el aeropuerto de Biggin Hill, utilizado por aviones privados, en medio de una zona residencial, un hospital y varias escuelas. Un avión privado con cinco personas a bordo, dos pilotos y tres pasajeros, se ha estrellado contra una vivienda en la localidad de Farnborough, en el condado de Kent, al sureste de Inglaterra, según informó la Policía Metropolitana de Londres.