Compartir

La defensa de Marisol Yagüe estudia recurrir ante el Tribunal Supremo la sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga que condena a su cliente al pago de más de 722.000 euros a la constructora Copasur por las obras de remodelación en su chalé.

La representación jurídica de Yagüe ha presentado el anuncio de recurso de casación del citado fallo, que ya rebajaba la sentencia inicial dictada por un juzgado de Marbella en cerca de 200.000 euros, según han señalado fuentes de la defensa de la ex alcaldesa.

La interposición del anuncio permite a Yagüe contar con quince días más de plazo para estudiar si finalmente recurre ante el Supremo, aunque la representación legal de la ex edil se ha mostrado satisfecha con la decisión adoptada por la Audiencia Provincial al considerar que "da la razón en un 80 por ciento" a sus demandas.

Este tribunal estimó parcialmente el pasado 4 de marzo el recurso de apelación presentado por la defensa de la ex regidora contra la sentencia dictada en abril de 2007 por el Juzgado de Primera Instancia número 5 de Marbella que condenaba a Yagüe a pagar a Copasur 908.000 euros por la reforma de su chalet, así como más de 272.000 euros en concepto de intereses y costas.

Facturas injustificadas

La Audiencia Provincial rebaja el importe de algunas de las facturas presentadas por Copasur al considerar que no se encuentra debidamente justificado y acuerda acogerse a la pericial presentada por la defensa en relación con la mano de obra al estimar que en la sentencia inicial se "parte de un dato no contrastado".
Un perito judicial tasó en diciembre de 2007 en más de 2,1 millones de euros la vivienda de la ex regidora, después de que dos meses antes el Juzgado de Primera Instancia número 5 de Marbella acordara la ejecución provisional de la sentencia inicial.

El juez ordenó además el correspondiente mandamiento de mejora del embargo de la casa de Yagüe por importe de casi 231.000 euros, al existir sobre la propiedad un embargo preventivo decretado al inicio del proceso civil por el montante que reclamaba la constructora, que ascendía a 950.000 euros.

Según la sentencia, la ex alcaldesa dio órdenes a los operarios que trabajaron en la reforma de su chalé de derribar en diez ocasiones el tabique del baño y cambiar "como tres veces" las ventanas y los radiadores del salón.
Yagüe, que se encuentra procesada por el 'Caso Malaya' contra la corrupción municipal, admitió en el juicio que no pagó "ni una sola peseta" de las reformas de su casa al considerar que estaban "mal hechas" y puntualizó que el constructor le facturó una cantidad más elevada de la cuantía real de las obras.

En relación a estos hechos existe también un procedimiento penal en el que están imputados, además de Yagüe, el ex concejal de Obras del Ayuntamiento de Marbella Vicente Manciles y un técnico municipal por un delito de malversación de caudales públicos.