Compartir

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, llamó anoche al padre de Mari Luz, Juan José Cortés, para asegurarle que "se depurarán las responsabilidades" de la muerte de su hija.

Zapatero le prometió "llegar al fondo de la investigación" y reconoció "los errores que se hayan podido cometer" en el Ministerio de Justicia.
Un día antes, Cortés pidió explicaciones a Zapatero por el presunto asesinato de la niña de Huelva a manos del pederasta Santiago del Valle García, quien estaba en la calle por una serie de errores judiciales.

El padre de la niña afirma que Zapatero le telefoneó personalmente para pedirle que confíe en él y que no se preocupase. Además, el presidente del Gobierno le transmitió las condolencias del Ejecutivo para toda la familia de la niña.

Bermejo se compromete a investigar 

Por su parte, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, también ha asegurado hoy al padre de Mari Luz que investigará toda la cadena de errores judiciales que permitió que el presunto asesino Santiago del Valle estuviera en libertad pese a contar con sentencias condenatorias, y que depurará responsabilidades.

Según ha informado Juan José Cortés a Efe, el ministro le ha llamado sobre las 16:00 horas y le ha dicho que su familia puede estar tranquila de que el asunto se va a investigar hasta el fondo.
Bermejo le ha explicado que ya ha comenzado una investigación sobre este caso y le ha aseverado que se estudiarán a todos los responsables "desde los más altos a los más bajos", según Cortés.

Además, Bermejo, que le ha trasladado las condolencias del Gobierno por la muerte de su hija, ha agradecido al padre de Mari Luz el tono en el que está realizando declaraciones y los llamamientos a la calma que hace.
Juan José Cortés deduce, tanto de la llamada de Bermejo como la de anoche del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que pondrán todos los medios para que esta situación no se repita en el futuro, aunque ha matizado que a su hija ya no se la devolverá nadie. 

Dos condenas firmes sobre Santiago del Valle 

El pederasta detenido por la muerte de Mari Luz vivía en libertad a pesar de que pesaban sobre él dos condenas firmes de cuatro años y nueve meses de prisión en total por anteriores delitos de abusos sexuales a menores.

Unas circunstancias que han caldeado el ambiente aún más si cabe en el barrio El Torrejón de Huelva, donde familiares y vecinos no sólo lamentan la muerte de la pequeña si no que también creen que pudo haberse evitado.