Compartir

Uno de los clientes del bar Lisboa aseguró hoy que el presunto asesino ya intentó el día antes atropellar a la víctima con su coche.
Paulino Sánchez, cliente del citado bar donde se produjo el asesinato, afirmó en declaraciones a los periodistas congregados en el lugar que el día antes el presunto autor del asesinato, F.M.H., que se entregó a la Guardia Civil, intentó atropellar con su coche a la víctima en una calle de Ciudad Rodrigo, sin conseguirlo.

Este cliente, junto a Manuel Matías, se encontraba este mediodía en el bar cuando entró en el local el presunto asesino, armado con una escopeta de caza que ocultaba en un saco.

Cuatro horas recogiendo pruebas 

El detenido amenazó a estos dos clientes y les conminó a que abandonaran el local, momento en el que el detenido disparó contra la víctima, por lo que salieron corriendo.
Los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil estuvieron durante casi cuatro horas recogiendo pruebas en el lugar de los hechos y cerca de las 16.30 horas abandonaron el bar Lisboa, en el número 23 de la Avenida de Portugal.

El cadáver de la mujer marroquí, H.A.A., de 45 años, fue trasladado al Tanatorio de la Dolorosa, en Ciudad Rodrigo, y después se le practicará la autopsia.
El detenido, de 59 años, permanece en el cuartel de la Guardia Civil de Ciudad Rodrigo, en el que se entregó.