Compartir

Y además: · Más de dos décadas en Santillana

Los Príncipes de Asturias visitaron este mediodía la capilla ardiente de Isabel de Polanco, consejera delegada del Grupo Santillana, que falleció ayer a los 51 años a causa de un cáncer.

Don Felipe y Doña Letizia expresaron sus condolencias a los familiares de la hija del fundador del Grupo Prisa, Jesús de Polanco, en la sede de la Fundación Santillana, adonde también se trasladaron el ex presidente Felipe González y la secretaria de Estado para Iberoamérica en funciones, Trinidad Jiménez.

La La vicepresidenta en funciones del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, también ha querido transmitir a su salida de la capilla ardiente las condolencias del Ejecutivo a la familia de Isabel de Polanco y lamentó la pérdida de "una mujer comprometida y valiente, y una amiga". 

Además, acudieron a la capilla ardiente máximos responsables del grupo Prisa y periodistas de los medios de comunicación del grupo, entre ellos Iñaki Gabilondo, Carles Francino y Juan Luis Cebrián.
Está previsto que los restos de Isabel de Polanco se trasladen a las 13.40 horas al crematorio del cementerio de la Almudena, donde será incinerada y recibirá el último adiós de sus familiares y amigos.

Ayer, visita de políticos y del mundo de la cultura y la economía

Hasta la capilla ardiente se acercaron ayer los ministros en funciones Alfredo Pérez Rubalcaba y Elena Salgado; el secretario de Organización del PSOE, José Blanco; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y el diputado del PP Manuel Pizarro.

Desde el ámbito de la cultura, los familiares de Isabel de Polanco recibieron el afecto de escritores como Juan José Millas, Javier Marías, Arturo Pérez Reverte, Manuel Rivas y Clara Sánchez así como de la escultura Cristina Iglesias.
A la capilla ardiente acudieron también el empresario Plácido Arango, ex presidente del Grupo Vips y actual titular del patronato del Museo del Prado, y los presidentes de Banesto, Ana Patricia Botín, y BBVA, Francisco González