Compartir

Piden la estabilización con Serbia antes de las elecciones del 11 de mayo, con el fin de favorecer la candidatura pro-europea.
El Parlamento holandés impide a su Ejecutivo que levante el veto que colocaría a Serbia en la antesala de la adhesión a la UE y lo mantenga hasta que el general serbo-bosnio Ratko Mladic y otros presuntos criminales de guerra no estén en poder del Tribunal Penal Internacional de La Haya.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, explicó hoy en rueda de prensa que todos los países de la Unión están de acuerdo en favorecer la vía europea de Serbia y, para ello, debería poder firmarse el citado acuerdo de asociación.

Acuerdo de cooperación con Belgrado 

Sin embargo, Holanda ha sido hasta ahora categórica en sus principios, lo que obligó el pasado febrero a firmar un acuerdo temporal de cooperación con Belgrado para frenar al ultranacionalista Tomislav Nikolic, ganador de la primera ronda en los comicios serbios.

Se trataba de enviar señales positivas a los ciudadanos serbios para compensar el agravio del apoyo de la mayoría de los países de la UE a la independencia de su ya ex-provincia de Kosovo.

En las elecciones de febrero resultó ganador el pro-europeo Borís Tadic, pero ahora se ha visto obligado a una nueva convocatoria electoral para el 11 de mayo, al abandonar el gobierno de coalición el primer ministro Vojislav Kostunica, por sus desavenencias tras la independencia kosovar.