Compartir

Ese "derecho a decidir democrático, pacífico y en las urnas" que Carod-Rovira ha marcado hoy ante un centenar de militantes y de cuadros de su partido, pasa por dos referendos que se celebrarían dentro de seis años y que "no van en contra de España ni del pueblo español, sino del nacionalismo español".

El "objetivo 2014" contenido en un documento que se ha entregado hoy a los asistentes a una jornada de formación de ERC se asienta, según Carod, en "una visión inclusiva de la sociedad catalana", porque en Cataluña "tenemos una nacionalidad permeable" y "no aceptamos vivir una historia que otros han escrito para nosotros".

No quieren la tutela de Madrid 

El derecho a decidir que ha reclamado Carod "para salir de la tutela de Madrid e ir directos al mundo" es, en su opinión, "un gesto de máxima responsabilidad, ya que no podemos siempre cargar la culpa a Madrid" y por ello "tendremos que tener el coraje de coger nuestro destino con nuestras propias manos".

"Nos tenemos que deshacer de la tutela de Madrid, no se trata de perder más tiempo deseando que Madrid solucione nuestras cosas -ha añadido el líder independentista- se trata de que dejen de gobernarnos, ya lo haremos nosotros y lo haremos mejor".
Carod-Rovira ha propuesto un paisaje político nuevo
, no en un paisaje político español, que es el de siempre" para una "sociedad nueva con personas de identidades diversas en una Cataluña en la que se hablan 300 lenguas y conviven 180 identidades", ante lo que ha calificado de "imposibilidad absoluta de que España se transforme en un estado realmente plurinacional, pluricultural y plurilingüista".

España es "alérgica a la diversidad", según Carod 

En opinión de Carod-Rovira, España "se ha revelado como alérgica a la diversidad y el principal obstáculo de que Cataluña se convierta en un país de primera".
Carod-Rovira se ha mostrado optimista en que las condiciones del discurso soberanista "avancen entre el sector empresarial, la extensísima clase media y los sectores sociales que ven que por el hecho de vivir en Cataluña tienen menos prestaciones".

Carod ha presentado todos esos objetivos como propuestos para superar "una especie de independentismo adolescente, no por la edad sino por la inmadurez política" y ha reclamado "una soberanía perdida hace 300 años que tenemos que recuperar actualizándola en el contexto europeo".

Ha advertido que para 2014 se habrá "acabado lo que fija la disposición adicional tercera del Estatut de Catalunya y habrá una reducción drástica de los fondos de cohesión europeo y Cataluña pagará las consecuencias".

Ha expuesto su "hoja de ruta" hacia la autodeterminación con el objetivo de los referendos de 2014 ante destacados militantes de ERC como una tarea "nada fácil" aunque ha dicho "que si vosotros queréis no será un sueño".
El presidente de ERC no se presentará a la renovación del cargo en el próximo Consejo Nacional de su partido, sin renunciar a repetir como cabeza electoral en las próximas elecciones catalanas