Compartir

 El portavoz del Ejército británico en Basora, el comandante Tom Holloway, señaló a la cadena BBC que los soldados británicos lucharon en el norte de Basora a petición de las fuerzas iraquíes.
Esta es la primera vez que las fuerzas del Reino Unido toman parte en una operación contra las milicias del clérigo chií Muqtada al Sadr desde que comenzaron los enfrentamientos el pasado martes.

Holloway dijo que la operación de hoy resultó positiva y reconoció que estaban preparados para actuar.
"Hay milicias, criminales que se han hecho fuertes en la ciudad, están consolidando sus posiciones y sabemos dónde están", puntualizó el militar.

Los aviones británicos patrullaban el espacio aéreo de Basora durante las operaciones, pero hasta hoy no habían tomado parte en los ataques contra el Ejército del Mahdi.

Labor de vigilancia y disuasión 

Su labor, según el portavoz de las fuerzas británicas, era de vigilancia y de disuasión contra las milicias.
Holloway dijo que los ataques iraquíes contra las milicias en el área de Basora es una "operación complicada" y reconoció que puede llevar tiempo. El pasado día 26, el primer ministro iraquí, Nouri Maliki, dio al Ejército del Mahdi un ultimátum con el fin de que depongan las armas".

Los enfrentamientos entre las tropas iraquíes y los milicianos del clérigo Muqtada al Sadr se producen casi un año después de que Al Sadr anunciase unilateralmente y durante seis meses un cese de las hostilidades, que renovó el pasado febrero, con el objetivo, supuestamente, de dar una oportunidad al Gobierno para acabar con la violencia sectaria.