Compartir

Juan José Cortes, el padre de la niña onubense Mari Luz, estudia la posibilidad de emprender acciones legales contra aquellas personas que permitieron que el presunto asesino de su hija, Santiago del Valle, estuviese en libertad y ha pedido a los responsables que asuman responsabilidades.


"Todos deben asumir responsabilidades, también políticas"
, ha dicho a Efe Juan José Cortés, quien confía en que los causantes de que Del Valle estuviera en la calle pese a recaer sobre él sentencias condenatorias por pederastia se disculpen por lo sucedido.

Para el padre de Mari Luz, lo importante es que el asesino o asesinos de su hija "paguen por lo que han hecho", para más tarde plantear la posibilidad de tomar medidas judiciales contra los responsables de la descoordinación.

Es necesario "que nadie se esconda tras la cortina y de la cara", ha dicho Juan José Cortes, quien ha pedido al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, que se pronuncie sobre el caso.

CGPJ detectó "cierto retraso" en las ejecuciones de sentencia

El Consejo General del Poder Judicial inspeccionó el pasado mes de noviembre el juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla, cuyo titular -Rafael Tirado- mantuvo en libertad al presunto autor de la muerte de la niña Mari Luz, y detectó un "cierto retraso" en el trámite de las ejecuciones de sentencia.

Según ha explicado a Efe el vocal y portavoz del CGPJ, Enrique López, el servicio de Inspección llevó a cabo la revisión, incluida en un programa sistemático de visitas a juzgados, y al encontrar "cierto retraso" en el negociado de ejecuciones de sentencia ofreció una serie de recomendaciones al juez y a la secretaria del juzgado.

Entre las recomendaciones se encontraba la supervisión personal de las ejecutorias, una reordenación del personal de dicho negociado y en concreto que la secretaria tuviera un cuidado personal en la documentación de las ordenes de búsqueda y captura y tramitación de recursos.