Compartir

(Foto de archivo: Santiago del Valle y su mujer, en 2006, acampando para solicitar una vivienda)

Según indicaron fuentes de la institución, "no existen previsiones de modificar la actual estancia en la que se encuentran los dos internos, ya que está garantizada su seguridad".

En este sentido, insistió en que ya se han tomado todas las medidas pertinentes para garantizar la seguridad del presunto asesino de Mari Luz y de su hermana, tanto en su estancia, como en sus traslados a los juzgados, que previsiblemente se efectuarán desde las instalaciones donde se encuentran en la actualidad.

Santiago del Valle García fue detenido el pasado martes por su implicación en la muerte de Mari Luz Cortés, tras lo que la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva decretó ayer prisión provisional comunicada sin fianza, al imputarle los delitos de asesinato y contra la libertad sexual.

De la misma forma, la jueza también decretó prisión provisional comunicada sin fianza para la otra detenida por el caso Mari Luz, la hermana de Santiago, Rosa del Valle.
Igualmente, la mujer de Santiago del Valle, Isabel García, ingresó ayer en el área psiquiátrica de la cárcel Sevilla-II con objeto de cumplir la condena de 15 meses de internamiento impuesta por un juzgado de Sevilla por un delito de abusos sexuales al consentir que su marido se aprovechara de su hija de cinco años.

Traslado del cuerpo

Por otra parte, según la información que publica en su edición de hoy Diario de Sevilla, la hermana del presunto asesino de la pequeña trasladó a Santiago en su coche hasta las inmediaciones del centro comercial Carrefour de Huelva, a pesar de que se trataba de un domingo y la superficie comercial estaba cerrada.

La publicación apunta que Rosa del Valle señaló que su hermano llevaba un carrito de la compra y fue en este carro en el que Santiago del Valle escondió a la niña, ya sin vida, para poder sacarlo de la casa, ubicada a pocos metros del domicilio familiar de los Cortés, y meterlo directamente en el vehículo de su hermana.

Continúan las declaraciones contradictorias en torno al caso Mari Luz. Mientras la hermana de Del Valle asegura que su hermano la despertó para trasladar el cadáver de la niña a un polígono, Santiago defiende que la niña murió accidentalmente y la arrojó a una alcantarilla, trasladando su cuerpo en un carrito de supermercado.