Compartir

Los problemas en la nueva terminal 5 del aeropuerto londinense de Heathrow, gestionado por BAA (filial del grupo español Ferrovial), continúan hoy con nuevas cancelaciones de vuelos, en el tercer día de su puesta en funcionamiento.

La aerolínea British Airways (BA), la única que opera en la T5, informó de que ha decidido cancelar hoy 54 vuelos de corta distancia, mientras que para mañana el numero será menor, de 37.

Así, de los 347 vuelos programados para hoy, sólo operarán 293, mientras que de los 331 de mañana, habrá 294.
El pasado jueves, primer día de funcionamiento de la T5, quedó suspendida toda la facturación y se registraron retrasos en la entrega de las valijas, mientras que muchos pasajeros debieron pasar la noche en hoteles cercanos o en la misma terminal aérea.

Lenta mejoría 

Pese a todo, una portavoz de BA señaló hoy que la situación mejora poco a poco y aseguró que la empresa quiere conseguir la operación normal de sus servicios lo antes posible.
La nueva terminal fue inaugurada por la reina Isabel II el pasado 14 de marzo y su coste está estimado en 4.300 millones de libras (unos 4.494 millones de euros).

La aerolínea ha remitió a los viajeros a un teléfono de información, 0800727800 (para llamadas desde el Reino Unido), o la página web, www.ba.com, para lograr información más actualizada.
El periódico 'The Times' señala que BA puede afrontar una cuantiosa multa por no cumplir con las reglas comunitarias relativas a la compensación a los pasajeros.

Hasta ahora, BA ha ofrecido cien libras por pasajero para costear una noche de hotel, pero las normas comunitarias establecen que la aerolínea está obligada a suministrar comida y refrescos, además de pagar por el alojamiento cuando un avión es cancelado